Aromas que curan...


La Aromaterapia clínica utiliza aceites esenciales que corresponden a extractos vegetales, poco grasos, volátiles y altamente concentrados. Cada uno de ellos nos aporta grandes beneficios tanto en el  ámbito emocional, disminuyendo principalmente la ansiedad y mejorando el estado anímico, como también son capaces de recuperarnos de alteraciones digestivas, respiratorias, dermatológicas, neurológicas, entre otras, gracias a las propiedades que tienen , como antibacterianos, antivirales, analgésicos, antiinflamatorios, antiespasmódicos, entre muchos otros beneficios que aporta su uso.

La Aromaterapia se usa tanto en forma inhalada a través de un difusor y también de forma tópica, directamente en la piel diluyendo los aceites esenciales en un aceite portador y masajeando suavemente de 2 a 3 veces al día zonas desprovistas de pelo, mejorando además el vínculo afectivo con su mascota. El especialista indicará según sea el caso el aceite esencial o mezcla de aceites más apropiado y seguro.